Bienvenidos a Comprar MMS

El MMS es una solución simple de Clorito de Sodio al 28% en agua destilada, que cuando se mezcla con el Ácido Cítrico como activador forma una reacción química generando Dióxido de Cloro. El MMS es el complemento inmunológico más poderoso descubierto hasta hoy y puede ayudar a muchas personas a recuperar la salud. El MMS actúa en pocas horas destruyendo virus, bacterias, hongos, metales pesados y otros microorganismos que se consideran causa de la mayoría de las enfermedades, sin afectar a las células sanas ni a la flora intestinal. El MMS está siendo utilizado cada vez más por médicos y terapeutas alrededor del mundo, ayudando a curar todo tipo de enfermedades, aún las llamadas incurables, como CANCER, SIDA, DIABETES, HEPATITIS, ARTRITIS, PRÓSTATA, DENGUE, INFLUENZA, GRIPE, SALMONELLA Y TODO TIPO DE INFECCIONES. El MMS ayuda a reforzar y fortalecer de manera directa el Sistema Inmunológico, que es verdaderamente quien cura el cuerpo.

Visite www.BuyMMS1.com para MMS en Ingles.

Doctor en una Botella

MMS trabaja en pocas horas la mayoría de las veces. Destruye incluso al asesino #1 de la humanidad, la malaria, en 4 horas. La víctima regresa a trabajar al siguiente día.

Si los pacientes de cualquier hospital fueran tratados con este mineral, más del 50% de ellos estarían de vuelta sanos en su casa en menos de una semana.

Aunque parezca increíble, cuando es usado correctamente, el sistema inmunológico puede usar a este asesino para atacar a aquellos gérmenes, bacterias, virus, hongos y otros tipos de microorganismos que representan un peligro para el cuerpo humano. No afecta la bacteria amigable, incluyendo a la flora, ni a las células sanas.

MMS es la mejor respuesta a las enfermedades de la humanidad que hasta ahora se conocen, y no es un medicamento. Si se toma el tiempo de investigar información en esta u otras páginas relacionadas con MMS o si lee el libro de Jim Humble y las historias de casos exitosos sabemos que estará lo suficientemente convencido como para empezar a usar la solución.

La gran mayoría de los médicos y terapeutas que han leído el libro y las historias no les quedan dudas de la eficacia de MMS. La razón por la que creen no es precisamente por las historias escritas por la misma gente sino porque el libro explica a detalle la química de cómo y por qué MMS trabaja. La química no miente.

La ciencia es la ciencia y los médicos tienen el conocimiento y entendimiento suficientes tanto de química como de ciencia como para aceptar que no hay argumento que invalide el cómo la química trabaja.

MMS es una de las cosas más puras que puede tomar. Los medicamentos e inclusive los nutrientes contienen un sin número de combinaciones de químicos y diferentes elementos. Esa es generalmente la razón por la cual se provocan los efectos secundarios.

No hay nada más, y esta combinación pasa a ser uno de los asesinos de patógenos más poderosos conocidos por el hombre. Ha sido inclusive utilizada en campos de ganado para matar los patógenos de la carne de res, en sacrificadoras avícolas; se ha usado para esterilizar pisos, mesas y bancas de hospitales y para matar patógenos en procesos relacionados con el agua potable sin dañar la bacteria benéfica por más de 70 años.

Ahora esta misma fórmula se usa en el cuerpo humano, y sucede lo mismo. No hay daño alguno a nuestro organismo pero los patógenos son destruídos. En su forma potencializada MMS es dióxido de clorina que se revierte a simple e inofensivo cloruro y oxígeno neutralizado . No deja nada en el cuerpo que pueda acumularse. Tómese el tiempo y aprenda todo lo que pueda.

Lea el libro de Jim Humble y sabrá que una nueva era ha llegado para la humanidad. Jim tuvo la gran suerte de descubrir lo que muchas personas alrededor del mundo ya utilizaban bajo diferentes nombres.

Él descubrió una manera de llevar la información al público en general en vez de dejar que esa información permaneciera guardada o escondida en hospitales y clínicas sin utilizarse.

Jim inventó MMS de cierta manera al descubrir que cura la malaria mientras estaba en la selva, pero pronto se percató de que otras personas lo habían estado usando en cantidades mucho menores por 20 años o más.

La realidad es que MMS trata casi todas las enfermedades incluyendo aquellas que se dicen “incurables”.

Es un gran honor y felicidad para Jim el poder llevar esto a la luz pública así que es tiempo que usted se entere por voluntad propia ... "

Fundamentos para usar el MMS

“1 – Las dosis pequeñas repetidas son más efectivas que las dosis grandes tomadas por la mañana y por la noche.
Se ha demostrado más de 1000 veces que las dosis pequeñas administradas a menudo, hasta una vez cada hora, son más efectivos que las dosis grandes administradas una o 2 veces al día.
Ahora sabemos que el dióxido de cloro generado por el MMS no se queda en el cuerpo más de una o dos horas como mucho. El tamaño de la dosis no parece hacer una gran diferencia en el resultado durante el tiempo que se mantiene activo en el cuerpo. Esto es básicamente porque no importa si es una gran dosis o una pequeña dosis, de igual manera se convierte prácticamente en sal de mesa en una o dos horas.
Por lo tanto, cuando lea los diferentes métodos de uso del MMS en cualquier sitio, recuerde: Será mucho más efectivo tomar MMS cada hora o cada dos horas, con dosis más pequeñas que, en conjunto, serán igual o más grandes que una sola dosis grande.
Si actualmente estás tomando grandes dosis de MMS por la mañana y por la noche como se sugería hace tiempo, el MMS también estará limpiando tu cuerpo de microbios y patógenos. Sin embargo, los nuevas investigaciones revelan que una “pequeña pero continua” circulación del ClO2 previene la reagrupación y reproducción de los patógenos, especialmente cuando estás luchando contra una enfermedad específica, como una gripe, herpes o hepatitis.
2 – Usa tanto MMS como puedas sin causar un aumento de los vómitos, náuseas o diarrea.
Empieza siempre con una dosis de una gota de MMS al principio, y ve aumentando las gotas siempre que creas que puedes hacerlo. Esto significa, por supuesto, que debes activar cada gota de MMS con 5 gotas de ácido cítrico o vinagre y espera 3 minutos antes de agregar agua o zumo y tomarlo.
Ahora, en la segunda dosis tu puedes subir a dos gotas de MMS si la primera gota no pareció que te provocaba malestar (en la mayoría de casos no lo hará). Generalmente, puedes esperar 2 horas para tomar la segunda dosis. Después de esto, ve aumentando la dosis cada hora o cada dos horas, hasta que sientas que has llegado al máximo que puedes tomar, o hasta que notes una leve sensación de nausea. Generalmente 2 o 3 gotas en cada dosis es todo lo que se necesita.
En cualquier caso, puedes incrementar las gotas hasta tomar 10 cada hora si no se presentan las náuseas y si sientes que necesitas tomar más. Podríamos poner como límite una dosis de 10 gotas cada hora y normalmente no vas a necesitar tomar 10 gotas cada vez si estás tomando entre 5 y 10 dosis cada día.
Cuando te encuentres totalmente bien, puedes parar. O si simplemente estás probando a limpiar tu organismo, entonces puedes probar a tomar las 15 gotas 3 veces al día, como siempre se ha recomendado. Si puedes tomar 15 gotas 3 veces al día por una semana sin diarreas ni nauseas ni ningún otro efecto negativo, entonces la mayoría de infecciones, patógenos y parásitos se habrán ido.
Después de que hayas limpiado tu organismo la dosis de mantenimiento es siempre la misma, 6 gotas al día de MMS y 30 gotas del ácido cítrico para activarlas. Esto es para personas adultas, mientras que los niños pueden tomar una dosis de 6 gotas dos veces a la semana.
3 – Reduce el número de gotas que sea necesario si aparece la diarrea o vómitos, pero no deje de tomar el MMS.
Las náuseas y la diarrea son buenos indicadores de que el MMS está funcionando. La diarrea que se produce durante 1 o 2 horas es muy buena, pero padecerla por varios días puede causar más daño que beneficio. Por eso, reduzca la cantidad de MMS que está tomando cuando estás trabas temporales aparezcan (son temporales en la gran mayoría de casos), a no ser que su asesor en salud le indique lo contrario.
4 – Evite todas las formas de Vitamina C dos horas antes y después de usar MMS.
Esto es solo un requerimiento temporal, necesario durante las semanas en las que irás aumentando la dosis de MMS hasta que pueda considerarse que estás completamente “limpio”. Si estás tomando cápsulas de Vitamina C, y debes tomarla cada 12 horas, deberías descontinuar su uso y solo tomar cápsulas o pastillas de Vitamina C que no requieran tomarlo a una hora específica, para poder así tomarlas por la noche, al menos 2 horas después o antes de tomar el MMS.
5 – Sigue un programa de nutrición adecuado para mantener tu sistema inmune.
El MMS saca patógenos y parásitos no deseados fuera de tu cuerpo con gran eficacia, pero no te aporta vitaminas o minerales para tu nutrición. Debes mantener el consumo de micro organismos beneficiosos para tu cuerpo, como acidophilus y lactobacilos. El MMS no mata los microorganismos beneficiosos que están en tu intestino, pero la diarrea continuada podría reducir su número. De forma similar, debes seguir tomando minerales, como el calcio y el magnesio.
La nutrición es crítica para mantener nuestro sistema inmune. Tomar el sol un ratito cada día suplirá tu necesidad de Vitamina D diaria pero, si raramente tomas el sol, debes ingerir también esta importante vitamina para tu sistema inmune. Aunque el MMS es uno de los germicidas más potentes del planeta, solo el sistema inmune puede mantener tu salud.

Visite www.BuyMMS1.com para MMS en Ingles.

que cura mms, donde se compra mms, dioxido de chloro, protocolo 1000, oxidacion, suplemento